Las patatas fritas son el acompañante perfecto para cualquier carne, ya puede ser carne al horno, a la parrilla, barbacoas, o algún  otro tipo de plato como hamburguesas, perritos o pinchos. Es una forma de cocinarlas que a todo el mundo nos encanta, pero  que tampoco queremos abusar de ellas por el aporte extra calórico que tienen. 

Las patatas fritas al horno son una buena opción para disfrutarlas y con apenas calorías. Os sorprenderéis, pero os podemos asegurar que quedan crujientes y deliciosas incluso mejor que fritas. Son ideales para dietas de adelgazamiento, para dietas con problemas de colesterol y muy indicadas para los más pequeños.

Ahora os vamos a enseñar cómo prepararlas, una forma sencilla y rápida. Seguro que no será la única vez que las preparéis en casa:

Ingredientes:

patatas
aceite de oliva virgen extra
sal
agua
cubitos de hielo
perejil (también se puede aromatizar con hierbas aromáticas, pimientón dulce o romero)

Preparación:

1. Pelamos y cortamos las patatas a 2cm de grosor. Las metetemos en un bol con agua y los cubitos de hielo durante 10 min.
2. Las sacamos y las secamos en papel de cocina para quitarles un poco el agua.
3. Colocamos una bandeja con papel de horno, y las añadimos por encima con un chorrito de aceite de oliva
4. Precalentams el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo pero sin aire durante 20-25 minutos.
5. Añadimos perejil.