Italia, buena cocina, … pasta, pizza y como no, su receta tradicional de Ossobuco a la Milanesa no puede faltar en ningún recetario de cualquier hogar. Hoy en nuestro blog, vamos a dedicar nuestro apartado en preparar esta sabrosa forma de cocinar el Ossobuco.

Primero explicaros un poco a cerca de esta palabra  de origen italiano que su término  significa “hueso con agujero.” Es una receta que tiene su origen en Milán (capital de Lombardía). Se ha popularizado tanto alrededor del mundo que es la forma más tradicional y auténtica de cocinarlo y además es un plato exquisito que le encanta a todo el mundo. Se trata de un guiso preparado con jarrete de ternera, corte transversal del corvejón de la res, en rodajas de gran grosor (de al menos 3 cm) y sin deshuesar.

Ingredientes para 4 personas

4 ossobucos de ternera
1 cebolla
2 zanahorias medianas
Apio
Tomate triturado o tomate natural pelado y picado fino
1 Vaso de vino blanco
1 Ajo
Harina
Medio litro de caldo de carne
Aceite de oliva vigen extra
Sal y pimienta

Preparación:

1. Pasamos las piezas de ossobuco por harina.
2. Añadimos aceite en una cazuela y doramos la carne por ambos lados a fuego medio. Después se añade el vino hasta que se evapore y aromatice por todos los lados la pieza.
3. Añadir la cebolla, la zanahoria, el ajo y el apio picados en trozos pequeñitos y regulares.
Salpimentamos el guiso a nuestro gusto.
4. Finalmente añadimos el caldo de carne y lo dejamos a fuego lento durante dos horas hasta que la carne quede muy tierna y se pueda despegar del hueso, si es necesario durante la cocción se puede añadir más caldo de carne. El secreto de un buen guiso es cocer a fuego lento, durante un par de horas y cocinarlo con mucho amor y cariño.
5. A la mitad de cocción, incorporamos la salsa de tomate y dejamos espesar.

Para acompañar:

Se suele acompañar con un risotto a la parmesana, un risotto sencillo es ideal para acompañar este tipo de carne.
Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar