El magret es la pieza más noble del pato y está considerado en la cocina actual como un placer de los dioses dedicado a los paladares más exigentes. Consiste en un filete de carne magra cortada de la pechuga de un pato cebado. Es una carne con más grasa y más jugosa que una pechuga convencional.
La carne de pato también se conoce como carne blanca y aporta una gran cantidad de proteinas de gran calidad siendo rica en amonoácidos esenciales. Actualmente es un plato muy demandado en los restaurantes de todo el país, por su sabor, textura y combinación con otros ingredientes.
El color de la carne de pato es de un color rojo con las características típicas de una carne de ave. Desde un punto de vista nutricional es una carne muy interesante por su alto contenido en proteinas. Es una carne rica en nutrientes ayudando a la hora de fortalecer el sistema inmunitario, aumenta las defensas y repara las células. El magret suele cocinarse a la plancha. Tiene una gran versatilidad y acompaña a numerosos platos dentro de la gastronomía moderna. Si quieres preparar un plato sabroso y sorprender a tu pareja por su sabor, puedes cocinar un magret a la plancha.
Ahora te vamos a explicar rápidamente cómo se cocina. Toma nota y ¡buen provecho!

Ingredientes:
magret de pato
sal
pimienta

Cómo se cocina:
1. Cortes diagonales en la parte grasa que no lleguen del todo a la carne. Esto se hace para que suelte la grasa poco a poco y se cocine sin necesidad de añadir aceite.
2. Añadimos sal gusto y lo colocamos en una sartén a fuego medio.
3. Colocamos la parte de la grasa tocando la sartén unos 10-12 minutos, y se va retirando la grasa que va soltando.
4. Le damos la vuelta al magret unos 5 minutos más para que se cocine la otra parte de la carne.
5. Una vez cocinado lo dejamos reposar en un plato y lo tapamos con otro durante unos minutos.

Consejos:
Para que resulte con una piel crujiente es ideal untarlo con miel derretida diez minutos antes de que termine de hacerse.
Además, la nota dulce que le aporta combina muy bien con la carne de pato.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar