La salsa de frutos rojos es una excelente opción para acompañar tus platos de carnes, les dará ese toque original y exótico que les encantará a tus invitados.
Es una salsita muy fácil de preparar y no dejará indiferente a nadie, es una combinación agridulce. La acidez de los frutos rojos con el sabor de nuestra carne da lugar a un resultado sublime. Un sabor agradable y genuino al paladar. Entre los frutos rojos podemos elegir una combinación de:
Fresas, moras, grosellas, frambuesas y arándanos.
Y es perfecta para acompañar un solomillo de cerdo o ternera, un secreto
ibérico o también algunas carnes de caza como el pato o la codorniz.

Ingredientes:
– Frutos del bosque (300gr.) Fresas, moras, grosellas, frambuesas y arándanos, puedes elegirlos de forma fresca en la sección de frutas y verduras de cualquier supermercado u obtenerlos de forma congelada.
– 200 gr de azúcar
– Un poco de agua
– 100 gr de vinagre de Jerez o Vinagre de Módena
– 60 gr de zumo de manzana

Preparación:
1. En un cazo añadimos el azúcar con un poco de agua a fuego lento, cuando empiece el azúcar a tener un color doradito y a burbujear se añade poco a poco el vinagre.

2. Dejamos evaporar el viangre y cuando se reduzca a la mitad,
añadimos el zumo de manzana y dejamos reducir también un poco.
Cuando la salsita esté un poco más densa añadimos los frutos rojos.
Se puede dejar en la nevera durante 7 días o congelarla.


Guardar

Guardar

Guardar