Características de la carne
La carne de cordero tiene un color rosa o rosa pálido. Tiene una excelente textura, muy tierna y jugosa. El aroma y jugosidad como consecuencia de una perfecta distribución de la grasa, es perfecta. Tiene un sinfín de preparaciones culinarias, por ejemplo una pierna de cordero al horno con patatas, un guiso caliente para el invierno o unas chuletas a la barbacoa.

Propiedades nutricionales
Esta carne es muy rica en proteinas de buena calidad, su contenido graso aporta por cada 100 gr. de carne unos 30 gr. de grasa y tiene alrededor de 348 kilocalorías.
Aporte importante de vitaminas sobretodo del grupo B (vitamina B12 y B6) y minerales como hierro, fósforo y zinc.

Ingredientes:
Cordero de unos 8 kg
(Se puede elegir un cordero de menos kilos según el número de comensales o piezas separadas como:  pierna de cordero, chuletillas,…)

Maceración:
Romero
Manteca de cerdo
Sal

Preparación de la maceración:
1. Ablandar la manteca de cerdo al fuego durante unos minutos
2. Añadir el romero a trocitos pequeños y la sal, también podemos elegir otro tipo de hierbas aromáticas como tomillo, orégano, laurel,…
3. Untar el cordero con esta mezcla y dejarlo macerar durante un día

Aliño: (Los mismos ingredientes que la maceración pero añadimos una botella de vino blanco y lo dejamos reducir)
Romero
Manteca de cerdo
Sal
Vino Blanco

Fuego:
Se recomienda encender las brasas de la barbacoa una hora antes, la cantidad del carbón dependerá de la cantidad de carne. Así que no debemos poner poco carbón si la pieza es bastante grande. La llama debe de desaparecer por completo y el calor debe repartirse de forma uniforme por toda la superficie de la barbacoa o parrilla.
El momemto perfecto para empezar a cocinar es cuando no hay llamas y el carbón alcanza ese rojo intenso, el calor se va repartiendo y podemos empezar colocando la pieza.
* Las chuletillas se cocinan rápidamente a la brasa, sólo con 5 minutitos por cada lado es suficiente para que queden crujientes y a unos 5 cm de las brasas.

Cordero:
Se añade el cordero macerado sobre la barbacoa o parrilla, después durante su cocinado se va regando con su aliño hasta que quede bien doradito y crujiente, sin llegar a quemar ninguna parte y controlando siempre el fuego.

Para acompañar:
«Pa amb tomaca»
1. Se tuestan los trocitos de pan en la misma barbacoa
2. Se pelan varios ajitos y se refriegan por encima del pan para dar más sabor
3. Se añade a las tostadas el tomate rallado con aceite y sal

 

 

 

 

Guardar