Llegan los meses de otoño e invierno y con ello, nuestras recetas de carne de caza. Hoy os vamos a preparar un plato típico de estas fechas, conejo escabechado. El conejo escabechado es una de las de las preparaciones más populares que existen desde hace cientos de años, surgió como una alternativa para conservar esta carne durante varios días. Así que, una de as ventajas de este plato es que podemos cocinarlo y guardarlo varios días en el frigorífico ya que se mantiene sabroso y tierno como el primer día. Esto sucede gracias al escabechado y sobretodo al zumo de naranja.

Este guiso pertenece a nuestros platos tradicionales y típicos que siguen existiendo en nuestra cocina
actual, se sirve a los comensales como un segundo plato en los meses de otoño y de invierno.

Ingredientes:

Un conejo troceado
sal
2 cebollas
2 zanahorias
3 dientes de ajo
3 hojas de laurel
la cáscara de una naranja
la cáscara de un limón
½ vaso de vinagre de sidra
½ vaso de vino blanco seco
un vaso de aceite de oliva
1 vaso de zumo de naranja

Preparación:

1. Salpimentar las piezas de carne y en una cazuela con un poco aceite de oliva dejar que se doren a fuego medio durante unos minutos por ambos lados. Una vez bien dorados, se retiran y los apartamos.

2. Sofreimos la cebolla (cortada a la juliana), con la zanahoria y los dientes de ajos (enteros y sin pelar). También se añade el laurel y las cáscaras de los cítricos.

3. Cuando la cebolla esté pochada se añade el resto de aceite, el vinagre, el vino y el zumo de naranja.

4. Añadimos el conejo troaceado a la cazuela y lo dejamos cocinar a fuego medio durante 30 minutos

5. Una vez transcurrido este tiempo, se deja que se enfrie y se guarda en el frigorífico durante 24 horas.

Consejos:

– Para consumir se aconseja servirlo templado y no muy caliente, ya que se trata de un escabeche y no
de un guiso.
– Podemos completar el escabeche con hierbas aromáticas, romero, orégano, … a gusto de cada uno.

 Conejo y salud

El conejo es una carne blanca, sin grasa, una de las más saludables que existen. Se aconseja en dietas de adelgazamiento o pobres de grasas. Los nutrientes que destacan en la composición son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B. Sólo tiene 140 calorías por cada 100 gramos.  El consumo de carnes es indispensable para una dieta equilibrada, se recomienda no pasar de más de 2 raciones de carne blanca a la semana,  y no pasar de 210 gramos semanles de las carnes rojas.  También destacar que su nivel de ácido úrico es cero, apto para todas aquellas personas que tienenestos niveles con desajustes y los niveles de purinas son muy bajos.

En personas con estómagos delicados no se aconseja mucho este tipo de recetas porque el conejo es una carne fibrosa y junto al escabechado podría resultan una dificil digestión.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar