Empanar la carne es una técnica muy deliciosa y habitual que se prepara en muchas cocinas. Consiste en pasar la carne por pan rallado y después freir u hornear. Se crea un capa crujiente
sellando el exterior y quedando la pieza por dentro jugosa y tierna.
Las mejores carnes para empanar son la de pollo o pavo, la de cerdo y la de ternera. Aunque
hay muchas recetas para poder preparar con otro tipo de carnes.
Esta forma de cocinar gusta mucho a todo el mundo y sobretodo a los más pequeños, porque
mantiene el sabor suave y además está mucho más tierna para masticar.

Para empanar correctamente debemos seguir un orden correcto y así siempre obtendremos
unos resultados gustosos.

1. Pasar por la harina.
2. Pasar por huevo batido
3. Pasar por pan rallado

Tipos de empanado
–  A la inglesa
Se añade al huevo batido un líquido que puede ser aceite, leche  o cerveza y agregar un poquitín de
mostaza.
Los pasos para empanar a la inglesa:
1. Harina
2. Salsa inglesa
3. Rebozar con pan

– A la milanesa
Al pan rallado se le añade queso parmesano rallado
Los pasos para empanar a la milanesa:
1. Harina
2. Huevo batido
3. Rebozar con pan + queso rallado parmesano

Consejos
1. Se puede sustituir la harina por pan rallado muy fino, después pasarlo por el huevo batido y por última vez por pan rallado normal.  Así conseguimos un empananado más compacto.
2. Al pan rallado le podemos añadir ajo y perejil, plantas aromáticas como el tomillo o romero, especias, frutos secos o semillas.
3. La temperatura del aceite es esencial para evitar que la carne absorba mucho aceite, después de freir podemos secarla con papel de cocina y evitar que quede muy aceitosa.

Guardar