Cuando preparamos un plato principal con carne hay factores que son muy importantes y hay que tener en cuenta como el sabor, el emplatado, el aroma, las guarniciones y salsas pero también la textura, ese primer bocado y esa primera sensación dentro de la boca.

Elegir bien la pieza y el corte totalmenre profesional, algunos utensilios de cocina o utilizar ciertas especias e ingredientes son algunos secretos para lograr que la carne quede tierna, además de sabrosa y apetecible.

Trucos
– Retirar buena parte de la grasa exterior de la pieza. Con la grasa que quede haremos unos cortes para evitar que deforme la pieza o ejerza fuerza sobre la parte magra.

– Cubrir la pieza con un film transparente y darle varios golpes con la ayuda de un rodillo de madera para romper un poco las fibras, así tener un cocinado más fácil y también poder masticarla mejor.

– Adobar o marinar es una solución muy acertada, mezclar ingredientes, sabores y obtienes resultados muy sabrosos y jugosos.

Para marinar:
Se mezcla aceite, unas gotas de limón, vinagre o sidra con hierbas aromáticas (romero, albahaca o tomillo). Si el marinado dura más de dos horas se pueden añadir también hortalizas. Una vez esté la mezcla preparada se añade la carne y se deja un mínimo de 30 minutos a un máximo de 12 horas. Por último, escurrimos la carne y ya la tenemos lista para cocinar al gusto.

Para Adobar:
Untamos la pieza de carne con aceite, ajo, pimentón o curry, alguna hierba aromática y sal. Se deja en reposo al menos una hora y después se cocina. Este adobo es ideal para carnes un poco secas, como el lomo central.

Empanadas:
La forma de empanar se prepara con harina, huevo batido y pan rallado con trocitos de ajo y perejil.
Y después se frie de forma tradicional, se recomienda filetes finos de cualquier tipo de carne.