Este plato es suculento, es original y tiene un sabor muy particular. Las tiernas chuletas a la brasa recuperan ese carácter original de la carne de cordero. Esta receta que os mostramos está inspirada en la Gourmet y Chef Michele Cranston, es una receta muy sencilla pero con la calidad de primera de la carne de cordero la van a convertir en la estrella del banquete.

La carne de cordero

La carne de cordero es especial por su sabor pero también contiene un gran valor nutricional repleto de proteínas. Proteínas de alta calidad, que contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para el crecimiento y mantenimiento del cuerpo. Y también un interesante aporte de vitaminas como:
Vitamina B12: Importante para la formación de la sangre y la función del cerebro.
Vitamina B3: Está relacionada con la protección contra enfermedades como el Alzheimer.
Hierro: es un excelente alimento en la prevención de la anemia.
Selenio: Mineral que ayuda en la prevención de ataques de asma, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares así como del cáncer de próstata.
Zinc: Se encuentra en grandes cantidades en el cordero y es un mineral esencial para el crecimiento
y la formación de hormonas, como la insulina y la testosterona.

Ingredientes:

1 kilo de chuletas de cordero
sal
2 cucharadas de tomillo
Aceite de oliva virgen extra
limón

Para acompañar:
Patatas con bacon, queso y tomate
Tomates cherry

Preparación:

1. Untar con las manos el tomillo por todas las partes de la chuleta. Regar con un buen chorro generoso de aceite de oliva y el zumo de limón. Lo dejamos macerar durante toda la noche para que cada ingrediente impregne con su sabor sutil la carne de cordero.

2. Manetener la brasa bien caliente y fuerte, cocinarlas durante 2 minutos por cada lado.

Guarnición:

Esta receta la podemos acompañar con un sin fín de guarniciones de verduras al horno, ensaladas o patatas. Nosotros desde Pare Pere Carns os proponemos patatas rellenas al horno con tomate a dados, bacon y queso. Y una ensalada fresca con rúcula, tomate y vinagre de módena.

Preparación de las patatas
1. Lavamos las patatas, las secamos con un paño y al horno durante una hora a 180 grados.
2. Cuando tengamos las patatas blandas, las sacamos y las partimos por la mitad.
3. Las vacíamos buena parte de ellas y en un bol mezclamos la carne de las patatas, los tomates a dados, el bacon y el queso.
4. Rellenamos las patatas con la mezcla y al horno otra vez durante unos 10 minutos a 180 grados.
¡Buen Provecho!