Esta receta es típica de invierno, su origen se remonta en Francia durante los meses de
más frio y su nombre se debe al cocinero de Napoléon que le sirvió este plato por primera vez y estamos hablando de François-René de Chateaubriand.

El ingrediente principal es la carne, el solomillo de ternera que se acompaña de una
deliciosa y cremosa salsa para acompañar.

Ingredientes para la carne: (para 4 personas)
1 pieza de solomillo de ternera de unos 600 gr.
aceite de oliva virgen extra
pimienta negra
escamas de sal

Ingredientes para la salsa:
aceite de oliva virgen extra
1 cebolla
1 zanahoria
1/2 puerro
recortes del solomillo
1 rama de apio
rama de perejil
1 rama de tomillo
5 granos de pimienta negra
100 ml de brandy o coñac
1 l de agua
sal
1 ct de maicena
1/2 cs de mantequilla

Preparación de la carne:
1. Ataremos la carne para que no quede muy gruesa y así poder trabajarla mejor, se recomienda dejar un grosor de unos 4cm. La marcamos en una sartén con aceite de oliva por cada una de las partes.
2. Precalentamos el horno e introducimos la pieza a 240º durante unos 15 minutos.
3. La sacamos del horno, la colocamos en una tabla de cortar y la dejamos reposar durante unos 5 minutos.
4. Le cortamos los hilos, la filateamos y añadimos la salsa muy caliente con la sal de escamas.

Preparación de la salsa:
1. Calentar el aceite en una cazuela, añadir la cebolla, la zanahoria y el blanco del puerro picados. Cuando esté todo doradito añadir los recortes de la carne y seguir sofriendo.
2. Atar en forma de ramito el tomillo, apio y perejil junto con unas hojas de la parte verde del puerro y añadirlo a la cazuela.
3. Añadir el brandy y dejar que se evapore un poc, después añadimos el agua y a fuego fuerte hasta que se reduzca a la mitad.
4. Disolver la maicena con un poco de agua y añadirla a la salsa reducida.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar