Llega el otoño y la actividad de los animales de las montañas y prados aumenta de forma considerable. A los frutos rojos, las castañas y las bellotas se les suma la carne de los animales que viven en libertad.
En Pare Pere Carns puedes disfrutar de este tipo de carnes. Las carnes de caza (también denominada actividad cinegética) es la actividad o acción en la que se captura o sacrifica un animal en estado salvaje. Debemos diferenciarlas de las carnes de caza que se crian o alimentan en prados preparados y se les simula un campo y una alimentación como las de montaña, son tipos de carnes de caza pero más bien criados de forma de “granja”.

Tipos de carne de caza
Caza Mayor, son animales de gran tamaño como el jabalí, el venado o el corzo, y la caza menor, son animales más pequeños como el conejo o la liebre.

Beneficios
La carne de caza tiene menos grasa, por lo que proporciona menos calorías que la carne de cría.
Además, es una buena fuente de proteínas y aporta vitamina B e hierro. Es ideal para mujeres y hombres con anemia, fatiga o falta de energía.

Cómo cocinarla
Se recomienda trocear la carne de caza, después congelarla y al final añadir un marinado para que pierda un poco su sabor fuerte y potente, acompañarla de un jugo de vino tinto con hierbas aromáticas.
Es ideal preparar un marinado con diferentes frutas, concretamente frutos rojos como los arándanos, fresas, moras, … también es una buena opción frutas tropicales para obtener un bonito contraste.

Podemos añadir al marinado un tinto de calidad, zumos de naranja, frutas o frutos rojo, unas ramitas de tomillo, una hojita de laurel, unos trozos de cebolla y zanahoria. Se deja en el frigorífico durante 24 horas y obtendremos una carne más suave y tierna.

Guarniciones
Las mejores guarnciones para acompañar las carnes de caza son compotas o trozos de frutas asadas o salteadas. También es perfecto un salteado de setas con ajetes tiernos.

Guardar

Guardar